lunes, 10 de junio de 2013

Oscuridad



 (Inspirado en Alejandra Pizarnik (El infierno musical)




Sumergida en un sórdido silencio. Respirando un aire viciado. Nadando en un mar de turbias y viscosas aguas. Pero lo peor es esta oscuridad sofocante en la que estoy inmersa. No hallo en ella el mínimo resquicio de luz que me ayude a salir. He dicho salir. Sí, acabo de escucharme. Salir, si ni siquiera sé cómo he llegado hasta aquí…
¿Será esta sensación lo que llaman locura? ¿Es el delirio lo que me hace confundir oscuridad con locura?

No importa. Nada debe importarme. No debo tener miedo. Locura es una palabra. Tal vez la palabra más oscura. Palabra, no me dejes, siempre has sido mi refugio luminoso.
La oscuridad no es la noche cerrada, sin luna, o estar en casa con las persianas echadas y las lámparas apagadas. La oscuridad es sentirse huérfano de la palabra. Una suerte de locura que hace callar mi voz y paraliza mi pluma.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario