jueves, 17 de agosto de 2017

Luna hechicera



Al llegar el día sus sueños se desvanecen. Son los mismos ojos, pero de vacuas miradas; los mismos labios, pero incapaces de ardientes besos; los mismos brazos, pero huyendo de enredarse en apretados abrazos.

Cada noche,  bajo el influjo de la misma luna, volverán  a prometerse, ilusos, un futuro compartido.


Escrito por Juana Igarreta para 

viernes, 21 de julio de 2017

Extravío



Saturado de horizontes y de nieblas matinales, el farero perdió el norte y la estela de sus naves. Con sus ojos extraviados, busca los recuerdos varados en el vaivén de las olas. Por las noches, los destellos del viejo faro acunan, desde la lontananza, los fantasmas del insomnio del farero.

Imagen de Internet
  


miércoles, 19 de julio de 2017

Espejismo



Al escuchar el estallido corrió a preguntar a su padre qué había sucedido. Este, escopeta en mano,  señalando el viejo espejo del que apenas quedaban unos fragmentos en los vértices del marco, dijo: “Le ordené varias veces que se fuera, pero no había manera de hacer salir a ese carcamal”.



jueves, 29 de junio de 2017

Al rojo vivo



Lucas espera a que los niños estén dormidos para estallar. Últimamente los vestidos de Julia se le antojan demasiado cortos y las cenas que comparte con sus compañeros de trabajo excesivamente largas. Los gritos se clavan en los oídos de ella como alfileres en un acerico.
Julia le reprocha falta de confianza, pero piensa que sus celos, en el fondo, son una prueba de amor. Por eso perdona las palabras ofensivas que Lucas le dirige cuando pierde el control.

Al día siguiente, en la oficina, ella trata de dilucidar porqué su relación con Lucas, modélica a los ojos ajenos, se ha tornado quebradiza como una hoja en otoño. Por un momento clava los ojos en el rojo rubí que luce en su dedo corazón, y juraría que ha perdido repentinamente su fulgor primigenio.
“¿Qué harías tú sola con los niños?  ¿Qué pensarían ellos de su padre?”, se pregunta una y otra vez.
Es viernes y un ramo de fragantes rosas rojas le espera en la mesita del vestíbulo. Y decide darle una nueva oportunidad.

No pasa mucho tiempo hasta que Julia recibe un último obsequio de Lucas: una gran caja de bombones. Es roja, a juego con su mejilla.

Imagen de Internet


Escrito por Juana Igarreta para  Esta noche te cuento

martes, 20 de junio de 2017

Perdido en la trama

Apenas esbozado el planteamiento, el escritor se sintió vacío y abocado a un nudo gordiano. El presunto asesino, libre del corsé argumental, incubaba un creciente deseo de matar al padre. Pero el escritor reaccionó, justo a tiempo de desarmarlo. Ya en vena, se deshizo de él en un desenlace fatal.

Imagen de Internet



jueves, 15 de junio de 2017

Silencioteca



Después del ensordecedor trabajo acude a una sesión de silencioterapia. Pero desde que ella también asiste, colmando la sala de una callada voluptuosidad, su corazón pulsa fragoroso cual tambor, perturbando el sosiego de su silente paraíso.



No sabe a quién reclamar: si al local, a ella, o a su corazón.