viernes, 6 de marzo de 2015

El voluntario



Seguía atrapado allí dentro. El aire, cada vez más viciado. Trató de hacerse un lecho con los sedosos pañuelos de colores mientras esperaba una nueva orden. Quizás al final de los interminables aplausos, el mago recordaría que había encerrado al voluntario en el maletín.


En las clases de la escuela de magia no estaban previstas lecciones para magos con alzheimer. 

8 comentarios:

  1. Los magos y el Alzheimer... ¡Qué mala combinación! Me hiciste sonreír, Juana. Un micro excelente.

    Cariños,
    Mariángeles

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mariángeles: Acabo de ver la película "Siempre Alice", protagonizada por Julianne Moore, que trata sobre esta terrible enfermedad. Excelente, dura, pero muy recomendable película. Al parecer me dejó impactada y al pensar el micro para REC me llevó hasta un mago con inicios de Alzheimer. Muchas gracias por tu visita y amable comentario. Te debo visita a tu blog que prometo cumplir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esa maldita enfermedad no debería truncar la vida de nadie. Bien por tu mago Juana, pese al pobre voluntario....

    Buena apuesta la tuya.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alfonso. Sí, la verdad es que, como el cáncer, cada vez se ceba con gente más joven. Mejor no pensar. Gracias, de nuevo, por tus reiteradas visitas y comentarios. Saludos.

      Eliminar
  4. Muy bueno, el relato es asfixiante y eso significa que transmite, al menos a mí me ha transmitido sensaciones. Me parece fabuloso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Geus: Me alegra mucho lo que me dices sobre el micro. Si te parece asfixiante, es justo lo que pretendía transmitir. Mil gracias por comentar. Saludos

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar